Vuelo nocturno.

lunes, 29 de agosto de 2011

Confesiones a escondidas.

   Ángel cerró la puerta de su casa en silencio, parecía no haber nadie allí, su madre seguramente trabajando en la tienda y su padre en la empresa. Su hermano, quien sabe.
   Entonces fue cuando escuchó los murmullos, con cuidado de no hacer ruidos, subió las escaleras de dos en dos hasta llegar delante de la puerta de Odei, donde se podía oír los murmullos. Apegó la oreja en la puerta de oscura madera.
    -...¿Es qué piensas qué simulé estar arrepentido por el embarazo de Alma?-era la voz de Odei.-¿Es qué piensas qué me acosté contigo solo por diversión, como Alma? Joder, Lune desde qué le metí las cápsulas a Alma, estoy arrepentido, cada vez que la veo... no te imaginas, me dan ganas de llorar lo juro. Lune estoy enamorado de...
    -¡Serás capullo!-Ángel no podía aguantar más escuchando, abrió la puerta de golpe, donde se encontró a la pareja sorprendida, sin embargo no paró, aprovechó la sorpresa para agarrar del cuello a Odei, y con otra mano empezó a propinarle puñetazos en los ojos. Mientras escupía tacos.
    -Para, Ángel. ¡Para!-Ángel dejó el cuerpo magullado y se enfrentó a Lune.
    -¡Tú lo qué eres una arpía! ¡Le has puesto los cuernos a tu marido, joder! ¡Y encima me dices que me aparte de este asesino!-hizo un gesto despreciativo hacia su hermano.-¿Es qué no te da pena Alma? ¿Sabes qué estuvo a punto de morir no?-se calmó, suspiró y bajó la mirada.-No volváis a tocarla, por favor, yo la quiero, ¿entendeís?-alzó la mirada con furia y se dio la vuelta hacia Odei.-¡No vuelvas a tocarla, no la mires, no hables con ella! Dejarla en paz, ¿vale?-salió de la habitación y cerró la puerta de un portazo.

   Joder, su propio hermano, es que no podía encuadrar la idea.
   Ángel, andaba hacia la casa de Alma, para contarselo todo... sin embargo cuando ya estaba delante de la puerta, esa valentía que lo impulsaba a confesar todo lo que había escuchado desapareció, y se imaginó la cara de Alma cuando se lo contara. Sus ojos algo apagados, oscurecerían de nuevo y al saber que Odei había sido el que había matado a Gabriel, ¿quién sabe? Hasta podría matarlo.
   No, sería un secreto de los tres. Nadie lo sabría. Cuidaría de Alma hasta que se recuperara del todo, después, cuando tuviese la sonrisa más preciosa del mundo se lo revelaría. Cuando estuviese preparada.
   Eso es...
  

2 comentarios:

  1. No llegué a imaginarme que Ángel descubriría el pastel de esa manera y más cuando está Odei confesando su "amor" por Lune. Porque supongo que es de ella de quien está enamorado.
    Algo me dice que esto no va a terminar muy bien... Tengo curiosidad por saber como sigue :)

    Besoos!



    PD: Noah es un demonio xD

    ResponderEliminar
  2. Mata a Odei!!! hahaha Que asesina soy XDD
    Pobrecita Alma, yo si fuera Ángel tampoco se lo hubiera dicho. Ver a la persona que amas así es un reto muy difícil de superar:)
    Besos majaaa :D

    ResponderEliminar