Vuelo nocturno.

miércoles, 24 de agosto de 2011

Confusión.

    Varios golpes en la puerta del despacho hizo que Lune alzara  la vista del papel que leía en esos momentos.
    -¿Sí?-apareció la cabeza de su secretaria.
    -Con permiso, señora, hay un joven llamado Odei, que la busca.
    -Que entre.
    -Sí, señora.-la secretaria desapareció en su lugar estaba Odei. Alto y fuerte, de revuelto pelo oscuro y sus ojos oscuros y penetrantes. Su sonrisa pícara había desaparecido.
     -Tu por aquí...-Lune bajó la mirada hacia el  papel como si lo leyera pero no pudo evitar un escalofrío cuando Odei, se puso dertrás de ella y apoyó sus manos en sus hombros.
     -¿No es un poco aburrido?
     -La verdad es que sí, pero tengo que leerlo para que mi negocio salga adelante.-sonrió. ´
      El aspecto físico de Lune había mejorado consideradamente, su largo pelo rubio estaba suelto y tenía un brillo natural, sus ojeras habían menguado y su  mirada era de nuevo fresca y alegre.
      -Había venido a invitarte a un paseo pero veo que estás ocupada asi que mejor me largo.
      -Oh, no. Espera un momento.-apartó las manos de Odei con delicadeza de sus hombros y se apresuró a cojer su bolso que colgaba de la percha de su despacho.-¿vamos?
       -Venga.-el hombre sonreía un poco. Por lo menos...pensaba Lune.
        Andaron sin rumbo y, sin querer llegaron al mismo parque en el que Alma se había encontrado a Ángel millones de veces.
         Odei se paró en un banco, cerca de una fuente, Lune lo siguió.
        -¿Qué tal estás?
        -Estoy bien, aunque me siento culpable por lo sucedido, y pensar que ahora podría estar muerta Alma...
        -Pero no lo está. Yo también me siento culpable al pensar que no le he dicho a nadie que tú produjiste el aborto. Esto lo hemos repetido millones de veces, Odei.
         -No hay marcha atrás.
         -No, no hay.-suspiraron a la vez.
         -¿Estás enamorada de tú marido?-Lune se sorprendió por esa pregunta inesperada pero respondió de todas formas:
         -Claro, si no, ¿me hubiera casado yo con él?-lo miró.-eres un poco raro.-rió nerviosa.
         -No sé, quien sabe.-susurró. Acarició la mejilla de la mujer, esta se estremeció.

           Quien sabe, el amor está hasta en la basura... desgraciadamente.

           Alma y Ángel dormían en la cama de la chica, mientras que en la radio sonaba My love, todo en calma. El brazo del chico posaba bajo la cabeza de Alma, esta respiraba tranquila.
           La canción dio su fin hasta que de repente un sonido estridente de música house despertó a Ángel.
           -Maldita radio, ¿esto es música?-apartó con suavidad la cabeza de Alma, que durmía profundamente y se apresuró a apagar la máquina. Suspiró y se pasó la mano por el pelo despeinado.
            El chico sonrió cuando Alma abrió los ojos.
            -¿Qué tal?-preguntó mientras acarciaba su mejilla.
            -Muy bien.-estuvieron en silencio durante un rato.
            -Alma, ¿te sentías mal aparte lo de... si lo del bebé...?-una expresión de dolor ocupó las facciones de la chica, él se apresuró a acabar la pregunta.-¿Por qué estabas tan mal?-Alma reflexionó la pregunta antes de responder.
            -Me siento... mal, una de las personas que quise esta muerta. Gabriel, no sé por qué, acabó también muerto. ¿Por qué? ¿Poco a poco moriran todos por mi culpa? Gabriel murió porque no estoy apta para tener un bebé, por lo tanto es mi culpa; mi hermana, murió en un accidente de tráfico, lo produje yo... mi culpa. Nunca me lo perdonaré.
            -No te culpes de todo eso Alma, Esperanza murió por salvarte, ella misma quiso sacrificar su vida para salvar la tuya. Gabriel... todavía no lo sé, pero averiguaré la razón por la que murió.-añadió mientras pensaba en la mirada culpable de Odei.
        
            
       
           
  

          

          
          
     

3 comentarios:

  1. Quien sabe, el amor está hasta en la basura... desgraciadamente. xDDD Esto a molado xD
    Qué rico es ángel con Alma... Me eencaanta!! haha
    Muchos besos y muy buen caapi :)

    ResponderEliminar
  2. He de decir que la forma de ser de Odei me está confundiendo un poco. No dudo que se sienta culpable, pero me da la sensación de que lo hace para ganarse a Lune.
    Y luego está Ángel, tan diferente, tan protector y tan transparente... Si averigua que fue Odei el culpable del aborto se va a liar... xD
    Sigue así Funny :)
    Un beso!

    ResponderEliminar
  3. perfecto, no lo culpo por enamorarse de lune pero por el amor de dios, es de locos que siga dandole importancia a ese sentimiento, pero creo que cuando alma y angel se enteren, esto va ah ser muy duro para todos..


    besos funny estas haciendo algo fantastico con esta historia

    ResponderEliminar