Vuelo nocturno.

martes, 2 de agosto de 2011

"Estoy contigo"

    Cuando Alma abrió los ojos aquella mañana de julio, sintió dos cosas: que estaba mareada y que le dolía la cabeza.
     Al fin, cuando no podía estar más en su cama, se levantó. Este gesto le acompañó una oleada de náuseas.
     -Dios.-vestida con su camisón marrón y el pelo oscuro despeinado se acercó al teléfono de casa.
     Marcó y esperó.
     -Dígame-contestó la alegre voz de Lune.
     -Soy Alma. Lune, ¿podrías venir a casa? Me encuentro fatal.
     -¿Estas sola?
     -Creo que sí.-bajó junto con el teléfono hacia la parte baja del hogar.-Sí estoy sola.-dijo al advertir el silencio que se cernía en la casa.
     -Ya voy, túmbate y calmate, ¿de acuerdo? Estoy de camino.-colgó. Alma dejó el teléfono a un lado mientras se derrumbaba en el sofá. Puf, que cansancio.  Sin previo aviso se durmió.

      Un pequeño niño alzó sus brillantes ojos grises hacia ella, sonrió.
      -Mamá.

      Alma abrió los ojos al instante, un ligero olor a lavanda le llegó al olfato. Debería de ser Lune, en efecto. En ese momento, una mujer de cabellera rubia y con una gran sonrisa, se acercó a ella con un plato de caldo. El penetrante olor a pollo, le produjo una arcada.
      -Lune, aléjate.-se tapó la boca.
      Entonces fue cuando Lune la miró preocupada.
      -Esto... Alma cariño, ¿cuando fue la última vez que tuviste la regla?
      -Hace, un mes...-la chica también miró con sorpresa a su madrasta.-No...
      -Bueno, es un poco pronto...
      -Oh no...Odei.

     Ángel tocó el timbre de la casa de Alma, al instante abrió Lune.
    -Ah, Ángel pasa, cariño.
    -Buenos días Lune.-esta la miró pasar y le dejó entrar.
    Alma estaba como paralizada entre los cojines del sofá.
    -¿Qué le pasa?
    -Ángel, ¿tu hermano dónde está?
    -¿Por qué? ¿No me digas que estás embarazada?-añadió bromeando con una gran sonrisa en el rostro. Pero al advertir la alarmante mirada de Alma cambió el semblante.-No...
    -Creo, que sí. Llevó un retraso de tres semanas y medio.
    -Ángel...-la miró con un miedo en los ojos.-estoy asustada.´El chico la abrazó para consolarla.
    -No te preocupes, Alma. Estoy contigo.
    -¿Y tu hermano?-Ángel dudó, no. Para el chulo de Odei, no.
    No respondió la pregunta, la miró como si se disculpara del estado de Alma.
     Alma acarició su barriga plana... de momento.

     

3 comentarios:

  1. ¡Virgen de las candelarias! ¿Embarazada? Me acabo de quedar totalmente atónita. Te lo aseguro, me esperaba cualquier cosa menos eso o.O Si antes creía que se estaba poniendo interesante, ahora esto me parece la RE-leche.
    Qué ganas tengo de que vuelvas a publicar *.*

    Besooos :)





    PD: aun sigo flipando... ¿embarazada? Oo

    ResponderEliminar
  2. ¿¿¿¿¿QUE?????
    en cuanto lei:
    Un pequeño niño alzó sus brillantes ojos grises hacia ella, sonrió.

    -Mamá.
    .....
    solo dije: "oh dios"

    vamos funny, ¿embarazada? ¿como es posible?
    bueno ya se como pasan esas cosas... pero por dios esto... lo estas poniendo demasiado bueno funny y no espero que se este acabando porque me muero.. dios magnifico

    ResponderEliminar
  3. ¿¿¿¿¿QUE?????
    en cuanto lei:
    Un pequeño niño alzó sus brillantes ojos grises hacia ella, sonrió.

    -Mamá.
    .....
    solo dije: "oh dios"

    vamos funny, ¿embarazada? ¿como es posible?
    bueno ya se como pasan esas cosas... pero por dios esto... lo estas poniendo demasiado bueno funny y no espero que se este acabando porque me muero.. dios magnifico

    ResponderEliminar