Vuelo nocturno.

viernes, 19 de agosto de 2011

Mar profundo.

      [Alma]
    Lentamente la vida se va esfumando, poco a poco.
    Nacemos, crecemos y morimos. Poco más que animales, simplemente una especie más de ser vivos, con inteligencia...
     La muerte; fácil, apacible y alcanzable. La vida; difícil e inalcanzable. Los placeres de la vida, cortas, los de la muerte, por tanto, eternas.
      Yo estaba sumida en un gran mar de desesperanza, deseosa de llegar a su final, tan cerca... pero me ataba muchas cosas al mundo: el cariño de Lune y el extraño sentimiento que me unía a Ángel. ¿Amor? Por mi parte sí, la de él... quien sabe. En la distancia, me miraba fijamente, pensando que yo no lo veía, disimuladamente sonreía soñador...
        Estaba tirada en el suelo, como me había quedado cuando había caído, mis piernas sin fuerza, mis brazos flácidos y la lágrima que había caído quemaba.
         Gabriel, mi pequeño. A lo lejos un sollozo de bebé me pareció oír. Gabriel...
         Los latidos de mi corazón se apagaron lentamente...

[Alma]
         La pequeña niña, de largos cabellos oscuros y de mirada grisácea, corría mientras reía. Su hermana mayor la perseguía.
          De repente la niña cayó al suelo, al instante se sujetó las rodillas magulladas y algo manchadas. Empezó a derramar lágrimas. La chica más mayor la abrazó después, se separó y sacó un pañuelo rosa de su bolsillo con el que limpió la sangre de las rodillas de su hermana y varias de las lágrimas que salían de los ojos de Alma.
           -Mírame, solo es un rasguño de nada.-dijo entonces la mayor.-Levántate.
           -No puedo.
           -Sí, si puedes, Al.-sonrió.-Momentos de este tipo vas a tener toda tu vida, pero, ¿sabes que hay que hacer?-la niña negó con la cabeza.-Levantarte con la cabeza bien alta, curando tus heridas, por profundas que sean. ¿Prometes que siempre te levantarás sin mi ayuda?-sonrió y la alzó de golpe.-De momento, mi pequeño ángel, te levantaré yo.

            -Te quiero, pequeña Alma.-susurró la mayor tapando el rostro de la pequeña con su extenso cabello rojizo.

           

3 comentarios:

  1. hay me haces llorar con cada entrada funny :'(
    espero que alma comprenada esas palabras, ella todavia tiene esperanza de ser feliz.. que ironico

    PD. tiene un premio para ti en mi blog funny te lo mereces niña

    besos

    ResponderEliminar
  2. Es uno de los consejos más importantes y más factibles que una persona puede tener en la vida. Esas palabras de Esperanza tienen que servir para algo... Alma no es tan débil para dejarse vencer por la vida.

    Sigue pronto Funny :)
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Joé que bonito... Es precioso lo que dice Esperanza...
    Me encantaaa xDDDDDD
    He colgado nuevo capi, pásate si quieres :)
    Beeesos :D

    ResponderEliminar