Vuelo nocturno.

domingo, 30 de octubre de 2011

Un súbito nacimiento.

    Pasados seis meses...

    Alma recogió de nuevo un puñado de nieve y sopló con fuerza para que los copos de nieve calleran poco a poco al suelo. Estaban a mediados de diciembre y acaba de nevar. Silenciosamente regresó a su casa, donde se quitó el abrigo y sus guantes.
    Desde el recibidor se podía oír las exclamaciones de sus padres y de Lune.
    -...¡Una niña!-decían en ese momento su padre.
    Lune estaba de seis meses y era el tema principal de conversación... Ese mismo día la pareja habían ido al ginecólogo para saber el sexo del retoño... Una niña.
    Habían llegado sonrientes a casa de Alma y habían empezado a festejarlo. Ahora parecían discutir sobre el nombre de la pequeña.
    Alma entró en el salón y sin prestar atención a la barriga hinchada de la mujer rubia se apresuró a dirigirse a su habitación.
    Todo había cambiado, Ángel se había ido de viaje al extranjero hasta el diez de marzo que era cuando regresaba. Cuando se despidieron en el aeropuerto, Ángel parecía algo arrepentido, pero ella no sabía por qué.
     Se habían dicho adiós hace varias semanas.

     -Volveré y te traeré una gran bandera de Gran Bretaña.-sonrió Ángel.
     -No, simplemente vuelve pronto y lo primero que hagas sea besarme.
     -Claro.-besó en la frente de la chica y cogió una de sus manos.-Alma quisiera confesarte una cosa.-bajó la mirada.
     -Dime.
     -Yo...-en aquel momento la madre del chico llegó con la frente perlada de sudor.
     -Ángel date prisa, el avión va despegar.
     -Sí, mamá.-sonrió y besó a Alma en la frente. Parecía que estaba a punto de llorar.-Lo siento, te quiero. ¿Lo sabes?
     -Si, corre.-intentó sonreír.-Ángel sonrió de nuevo y rápidamente desapareció entre la multitud del aeropuerto...

     De nuevo en el presente, Alma escuchó algunas risas y varios entrechocar de cristales cuando empezaron a brindar.
     -Viva la hija de Lune... ¡Viva!-risas...
     -¿Y si vuestra preciosa hijita es de Odei?-murmuró Alma a la vez que se tumbaba en la cama.
     Odei estaba más preocupado que de costumbre y miraba nervioso la barriga de Lune, era de esperar. Alma sabía muy bien lo que habían hecho esos dos.
     Pero entonces escuchó un grito agudo y el ruido cuando un cristal se rompé en mil pedazos. Y después... exclamaciones:
     -La ambulancia, Ros, rápido.-varios pasos apresurados. ¿Y ahora qué? Alma suspiró y se levantó de la cama para bajar los escalones hasta el salón.
     Lune estaba tirada en el suelo con la cabeza apoyada en el regazo de su marido, una copa estaba rota junto a ella. Su madre estaba llamando por teléfono mientras miraba atemorizada a Lune.
     ¿Qué ocurre aquí?-preguntó Alma mientras se arrodillaba junto a la mujer embarazada y cogía su mano, ahora preocupada.
     -La niña... la niña...-decía Lune mientras que, con la otra mano.-acariciaba su barriga.

           (Lune)
     -Recuerdo poco de esa escena... simplemente sé que algo hizo que mi niña saliera más antes de lo esperado. Recuerdo el líquido salir de mi interior y la súbita debilidad de mis piernas y que la copa llena de champán se deslizaba de mis dedos sin poder remediarlo. Luego oscuridad.

         (Lune)
    Tuvieron que realizar una cesárea para sacar al bebé. Se estaba ahogando sin embargo era todavía pronto para enfrentarse al mundo. Por eso tras limpiarla rápidamente los enfermeros junto con la comadrona se apresuraron para meterla en la incubadora que habían preparado tras enterarse del repente parto.

      Los familiares de Lune, cruzaban los dedos por la vida de la pequeña...

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Hoy me siento inspirada por eso os adelanto un capítulo más.
Un beso a tod@s :) F.F.

3 comentarios:

  1. Oh dios, esta chica no sale de una cuando ya esta entrando a otra... podre pequeña :( ojala y se salve :) y si esa niña es de Odei? Jacinto :( se ve que es un buen hombre, de seguro no merecia esto, nadie merecia esto. Pero esas cosas ni se planean ni se detiene, eso es lo peor, no tener el control...


    besos

    ResponderEliminar
  2. Yo estoy segura de que la niña es de Odei, se ve de venir, no? Esa familia parece que tenga una maldición. Pasan más cosas malas que en el corredor de la muerte, pobres. ¿Y Ángel? A la vuelta de su estupendo viaje supongo que se lo dirá todo a Alma... Más le vale ¬¬
    Qué interesante está todo :) Sigue pronto, un beso

    ResponderEliminar
  3. De quién es la niña?? Madre sí que te has inspirado sí haha Pues sigue así que lo necesito saber e.e :P
    Muchos besos :D

    ResponderEliminar