Vuelo nocturno.

jueves, 17 de mayo de 2012

Beso (capítulo 7)

 Estrella se sobresaltó, ¡el hombre con el que casi había tropezado era Robert Black! ¿Pero esto no era la gran ciudad de Nueva York? Y además aún recordaba el nombre falso que le había dado en el aeropuerto. Al recordarlo se sonrojó violentamente.
 -Ah, hola.-respondió en inglés Estrella, recogió el plano que se le había caído del suelo y sonrió nerviosa a Robert.
 -¡Qué coincidencia!-sonrió. Estrella se fijó que tenía una sonrisa bonita aunque le daba cierto aspecto a hombre chulo pero... sexi.-Con lo grande que es la ciudad, ¿eh?
 -Eso mismo estaba pensando yo*...-musitó la chica.-Bueno, me tengo que ir, Robert.
 -¿A dónde vas?
 -Busco el cementerio.-respondió.
 -Hay más de diez. Dime el nombre y te diré donde encontrarlo.
 -No me hace falta, gracias.-el asunto de su padre era de ella y de nadie más.
 -Bueno... ¿pero no me negarás un refresco en aquel bar no?-Robert señaló un establecimiento: Tom's Drink.
 -Pues...

 -Perdón de verdad.-se disculpó Robert de nuevo. 
 Estrella estaba algo... borracha. Tras la inocente coca-cola, vino una caña, luego otra, luego otra... y ella no estaba nada acostumbrada a lo que se dice Salir de copas, el caso es que estaba algo confusa y colgaba del brazo del hombre.
 -¿¡Pero tu no eras profesor!?-Gabriella parecía enfadada. Guió a la pareja al dormitorio de la chica y en la puerta le dijo: Las manitas fuera, ¿eh teacher...?
 -Así que vais a mi Universidad, ¿eh?-murmuró el profesor. Gabriella negó con la cabeza y entró en su dormitorio que había dejado a medias a su pobre Mauri. Cuando pensó en eso ella sonrió maliciosa y cerró la puerta. 
 -¿Te apetece jugar un ratito?

 Robert tumbó a Estrella en la cama de la chica. Este resopló y se dispuso a salir de la habitación cuando se tropezó con el pijama de ella. Sonrió y se acercó de nuevo a ella. 
 Le quitó la camiseta dejando a la vista sus pequeños pechos ocultos tras el blanco sujetador, Robert se le apagó la sonrisa y acercó poco a poco su boca a su cuello. 
 -Robert... yo-protestó débilmente Estrella.
-No te preocupes, cielo.-sonrió Robert de repente avergonzado, le dio un tierno beso en la boca que Estrella no supo rechazar y la tapó con una fina manta y salió de esa casa que olía a café y a humo de cigarrillos.

 -¿Qué tal borrachilla?
 -¡Ay! No grites me duele la cabeza.
 -Eso se llama re-sa-ca.
 -Graciosa.
 -Borracha.
 -Estúpida.
 -En fin.-sonrió Gabriella tras esa pequeña discusión-¿Cuándo piensas decirle que en realidad somos Gabriella y Estrella? ¿Y no Lidia y Ángela?
 -Cuando yo crea conveniente además...¿qué más te da?
 Solas en aquella pequeña sala que hacia de comedor también, con la ventana abierta y en la silla de mimbre estaba Canela refunfuñando como siempre, Gabriella fumaba un cigarrillo mientras que Estrella intentaba concentrarse en una página del libro de texto. 
 -Oye, ¿no puedes dejar esa porquería?-preguntó Estrella.-Voy a tener que estudiar en el Everest porque ni siquiera en mi propia casa puedo respirar aire sin humo.
 -El Everest está encima de India. ¿Por qué no te vas a Canadá? Dicen que el aire es muy fresco.-sonrió burlona.
 -Bah...
 -¿Te gusta Robert si o no?
 -Pesada.
 -Saltacunas.
 -Folladora impulsiba.-Gabriella iba a responder cuando el teléfono de esta sonó de repente.-Un número súper desconocido... ¿si?... ajá...¿Y cómo demonios conseguiste el número?...¡Pero serás cotilla! ¿Cómo que antes de salir de nuestra casa cogiste mi número para...? Pero serás... ¿Con Estrella? Ya va...-miró a su compañera.-Toma... es Robert.
 -¿Qué?

*En español original.
______________________________________________________________________________
En el capítulo de los taxistas, recordad de que Estrella por un miedo suyo le dio nombre falsos al señor Black (Ángela para Estrella y Lidia para Gabriella). Espero que os guste este capítulo. La verdad es que por ahora es un poco rollo. Espero que cuando escriba más capítulo esto se anime más. Un beso F.F. Gracias por vuestros comentarios de verdad me animan mucho! Otra cosa, la que supuestamente murió se llama Catalie, y no murió en el atentado je je simplemente salió malherida. 

3 comentarios:

  1. A mí la historia no me esta pareciendo aburrida para nada. Cada vez se pone más interesante jaja Vaya con Robert y parecía modosito el chico xD Bastante lanzando, aunque si Estrella iba borracha... no sé si tiene mérito xDDD Me gusta, me está gustando mucho :)

    Y claro, puedes mandarme los emails que quieras jajajaja Mi correo es Gema0300@hotmail.com ^^ Pregunta lo que quieras.
    Un besitoooo

    ResponderEliminar
  2. No es para nada un rollo. Me encanta Robert. Esto se está poniendo tenso y a la vez más interesante. Me encanta. Ya podían, no sé, conocerse mejor y yo que sé, pero no ahí a saco. En fin JAJAJAJ

    ¡¡Muchos besos!!

    ResponderEliminar
  3. jajajajajaja es que olvide ese rollo de las super agentes bond que no dan su nombre verdadero xP jajajajjaa ahora mira todo ese embrollo el la llama Angela y nosotros nos confundimos :/

    Por un momento me vino a la mente Gabriel y todo lo maravilloso e imperfecto que era y lo extrañe tanto.. si estoy loca pero es que... el era verdaderamente hermoso

    besos

    ResponderEliminar