Vuelo nocturno.

domingo, 27 de mayo de 2012

Catalie (capítulo 12)

  Odei.

  Me desperté en mi gigantesca cama y entre mis brazos... Catalie, tapando su desnudez con las suaves y caras sábanas blancas que envuelven mi cama.
  Con suavidad la beso en la frente y aparto mis brazos de su cuerpo. Me siento en el borde de la cama y agarro una bata oscura de entre la ropa dispersa en el suelo. Cruzo la habitación para abrir de par en par el gran ventanal que da al jardín, el suelo cubierto de tablas de madera es áspero. Inspiro suavemente y saludo a Charlie que está recortando las ramas sobrantes de varios arbustos de rosas blancas.
  -Señor ¿les preparo el desayuno?
  -Sí, muchas gracias Charlie.-él se apartó del arbusto y dejó las tijeras en el césped del suelo y desapareció de mi vista.
  -Buenas noches, mi amor.-una voz somnolienta me hace dar la vuelta. Catalie está sonriéndome, está un poco  inclinada dejando ver sus pechos. Es hermosa.


  Catalie.

  Mientras sonrío no puedo evitar pensar que Ángel fue el primero con el que hice el amor. Miro mi cuerpo desnudo y recuerdo los temblores y el dolor que sentí al sentir la penetración. Su dulce voz diciéndome que si paraba. Su pelo oscuro... Pero tengo a su hermano mayor que son casi iguales. Es mejor poco que nada, ¿no? Odei se a acercado a la cama y mientras que me acaricia el cuello me besa suavemente, luego me mira a los ojos. Dolorosos recuerdos, en mi cabeza se instala la mirada de Ángel y no puedo evitar un leve escalofrío. Odei me sonríe pensando que es producto del deseo.
  -¿Quieres desayunar? ¿O antes quieres el plato fuerte?-me pregunta con voz chula. Eso es lo único que no se parece a su hermano pequeño. Ángel era dulce y apasionado, cariñoso, pero nunca chulo, ni descarado, ni...
  Y antes que pueda contestar gimo al sentir sus dientes en mi piel.

  Estrella.

  Al otro lado de la estrecha cama siento los sollozos de Gabri. Me doi la vuelta y la abrazo.
  -¿Qué te ocurre, Gabri?
  -Nada, lo siento por despertarte.-y comenzó a llorar con más ímpetu. Acaricio su pelo rojizo y le pido que me cuente su problema.
  -¿Es por Eduardo?
  -Más o menos.
  -Tenéis algo, ¿verdad? Os queréis, ¿no?
  -Más o menos.-hipó Gabriella.-Él es mi padrastro, ¿sabes?
  -¿Qué?

  Gabriella.

 Ante la mirada atónita de Estrella le cuento todo, cada palabra que escupía me sentía más ligera.
  -Él me gustaba desde los once años, él tenía unos dieciséis y claro no se fijó en mi. Ante su mirada yo era una cría. Pasaron los años, mi primera regla, me primer beso, mi primera vez, mis primeros tangas (jeje) mis primeras escapadas nocturnas. Y llegó a los dieciséis años la separación de mis padres.
  "Me dejaron destrozada, creía que ellos se amaban, pero de un día para otro, me enteré que mi madre, una modelo de moda, se veía con su representate a escondidas y mi padre, un director de anuncios, se veía con una modelo rusa."
  "En fin, me enfadé con los dos y, como era menor, tuve que vivir con mi madre ya que ella, ganó el juicio. A mi padre no lo volví a ver."
  "Sin planearlo el chico que me volvía loca desde primaria chocó conmigo. Se presentó y empezamos a quedar. Y nos gustábamos, creo que hasta nos enamoramos y pasamos el mejor año de mi vida."
  "Entonces..." no pude reprimir un sollozo. "Entonces su hermana pequeña Carolina tuvo el cáncer. Su familia no era muy rica, lo justo para vivir con caprichitos y la enfermedad de Carolina requería mucho dinero para las medicinas, operaciones... Tenía 17 años y él 21. Eduardo comenzó a trabajar en dos cosas a la vez, nos veíamos menos y decidí al final darle todo el dinero que podía, porque aunque mi padre había desaparecido mandaba dinero a mi casa cada mes y mi madre ganaba bastante protagonizando anuncios."
  "Lo hablé con mi madre y a ella no le pareció muy bien porque pensaba que Eduardo era uno cualquiera y me decía lo del cáncer para que yo le diera el dinero. Yo le propuse que lo conociera y que le diera una oportunidad y esa misma tarde invité a Eduardo a mi casa. Llegó ojeroso pero sonriéndonos educadamente. No se que le pasó a mi madre en ese momento lo miró fijamente y comenzó a tontear con él. Quedaron más veces y al final, parece que hicieron un acuerdo, mi propia madre le entregó mucho dinero y se casó con él."
  "Todo fue muy rápido, la boda y la luna de miel. Y yo había perdido a Eduardo. Con el dinero de Noe, se convirtió en abogado y su hermana se había curado"
  "Y yo ya había sido olvidada."
  "Varios meses después de la luna de miel me choqué contra él en nuestra casa como hacía un año en aquel parque. Se disculpó y cuando se iba a ir, le paré y le pedí explicaciones, se vino abajo me abrazó y me besó como no lo habíamos hecho antes: con el miedo de no vernos más veces. Me pidió perdón y me dijo que en realidad no estaba enamorado de mi madre que solo estaba con ella porque había curado a su hermana."
   "Le dije que yo hubiera podido conseguir también dinero, aunque no tanto como Noe. Él dijo que gracias a Noe vivía su hermana, que no la iba a abandonar jamás. ¿No me quieres? le pregunté y él me dijo que sí, pero que todo se acababa y que ese era nuestro final. Me besó de nuevo y se fue."
   Me quedé en silencio recordando la mirada de él y la despedida en nuestra casa antes de irme con mi madre al aeropuerto.
  -Perdón.
  -No quiero oírte decirme nada.
  -Todavía te quiero...
  -¿Y? No puedes amarme, pero no importa. Tienes a Noe ¿no?-sonreí con maldad. Me di la vuelta y eché a correr con el macuto de Canela  hacia el coche descapotable de mi madre.
   -Por eso te lías con todos los chicos, ¿verdad? Para de alguna forma, vengarte de él.-Estrella había dado en el clavo. Los líos, acostarse con un tío un día y otro... era simplemente para olvidarme y sentirme bien. O eso era mi intención, porque cada chico que pasaba por mi vida lo comparaba con Eduardo. Suspiré triste y cansada.

Estrella.

  Veía a Gabri mal y eso de alguna forma me sentía yo también así.
  -Deberías de olvidarle y buscar a otro más especial.
  -Pero es que no puedo olvidarle, ¿sabes? Lo amo.- sonreí para infundirle  ánimos pero Odei apareció en mi mente.

  Lo amo.

_________________________________________________________________________

Catalie era la media hermana de Estella la que no soportaba a Alma y al final se hicieron amigas. Y la que sufrió en el accidente y la que se lió con Ángel en Inglaterra. 


5 comentarios:

  1. Me he quedado en shock con este capítulo... tantísima información y tantísimas casualidades que ya no sé ni qué opinar O.O Me ha encantado, eso sí que ha quedado claro!!!! jejeje
    Espero otro pronto :)
    Un besaaaazo!

    ResponderEliminar
  2. Que Catalie era quién...??? o.O Madre mía, eso si que es demasiada información. Y lo de Eduardo me ha dejado con cara de boba. No me imaginaba que Noe fuese la madre de Gabriella. En serio, si buscas las tragedias no te salen tan redondas como estas. ¡Qué mal que va todo! T.T Y aquí estoy, deseando que vuelvas a publicar jaja

    Un besazoooo ^^

    ResponderEliminar
  3. Ha sido un capítulo "WOW" Cada vez que leía se me abría más la boca del asombro XD No me parece muy bien lo que está haciendo Catalie al acostarse con odei solo para recordar a Ángel. No sé, me parece un poco... Ña, no sé. ¿Me entiendes verdad? ¿No? Bueno, pues yo sí XD
    Y lo de Gabriella, Noe y Eduardo. Me ha matado, estoy ahora muerta... Joder, ha sido una explosión en toda la cara al leerlo... ¡¡ME HA ENCANTANDO!! JAJAJAJ
    No puedo esperar más, quiero otro *_____________* JAJA


    ¡¡Un beso!!

    ResponderEliminar
  4. Lo que mas me mato aparte de la historia de Gabriella es sin duda Catalie, me recordo a Angel T_T no puedes revivirlo oh algo asi? lo extraño :/me puse como una tonta a leer la novela anterior reviviendo a mi Angel, el.. aaains no el era tan hermoso porque las cosas buenas se van? T-T en fin snif, snif toda esa informacion,.. wow lo que hizo su madre fue horrible y Eduardo :/ que mal todo eso sencillamnte un capitulo de impacto y mucha informacion imprecionate

    besos

    ResponderEliminar
  5. lo que mas tristeza me ha dado aparte de la historia de Gabriella es la de Catalie me hizo recordar al bueno de Angel y el si quera uno de ellos, no lo podras revivir? lo extraño, si es tonto pero el era el personaje mas hermoso, tan honesto y pienso que todo paso por culpa de Odei, hasta le hecho la culpa de la muerte de Angel T-T en fin me estoy pasando de dramatica, la historia de Gabriella me dejo estupefacta, y hace mucho que no usaba la palabra por dios su madre es muy mala, como lo hizo eso a su hija?

    muy cruel y Eduardo... lo acepto
    :(

    me ha encantado el capitulo Besos preciosa F.F

    ResponderEliminar