Vuelo nocturno.

jueves, 18 de octubre de 2012

Capítulo2

 Pasaron varias hasta que me atreví a visitar a los Sartre. 
 Me dirigí hacia la zona de las flores rojas, donde al llegar quedé impresionado por la inmensa casa que podía ver. 
 Antes de salir de mi coche de caballos, el cochero se apresuró a anunciarme al ama de llaves, una señora regordeta, que me dejó pasar con el permiso de su señor. Este me recibió en su sala llena de ángeles dorados y jarrones de porcelana china y flores de colores chillones. 
 -¡Qué grata sorpresa, señor Leblanc!-me sonrió. Llevaba puesto un chaleco pardo, unos pantalones de un tono más oscuro y su mano llevaba puesto un anillo de oro.-Permítame preguntarle que le trae por aquí.
 -Señor Sartre,-respondí quitándome el sombrero.-Vengo a visitar a su hija, la señorita Sartre. Coincidimos en un baile. 
 -Claro como no.-respondió él, aunque parecía que dudaba. Se dirigió a una de las criadas que se ocultaban detrás de los múltiples ramos.-Dígale a mi hija que se prepare para recibir al invitado.-De nuevo dirigiéndose a mi.-Confío en que se quede a cenar.
 -Con mucho gusto, señor. Pero después de la visita tengo que ir a hacer unos recados. Soy un hombre esclavo de los negocios señor.
 -La señorita, está preparada para recibir al invitado en su propia sala de visitas mi señor.-dijo súbitamente la criada de antes. La verdad es que hablar así me estaba agotando. 
 La criada me guió hasta "la sala de visitas de la señorita" que consitía en un amplio jardín con parasoles por todas partes, con una fuente en medio de baldosas viejas de piedra gris y varios bancos de madera, en uno de ellos estaba sentada ella, la señorita Sartre, y para mi sorpresa llevaba un antifaz blanco que ocultaba sus ojos a la vista de todos. Llevaba un ligero vestido de color perla con volantes en las mangas. Su cabello oscuro caía sin orden por todo su pecho. 
 -Mis saludos, señorita Sartre.
 -No hace falta que hables así. Ya somos conocidos.-dijo con firmeza.-Pensé que no ibas a venir.
 -Estaba ocupado.
 -Ya veo.-no sonrió.-Para empezar de alguna manera, ¿cómo te llamas en realidad? En el baila hablamos de todo menos de nosotros.
 -Me llamo Angelo, por mi abuelo que era italiano. ¿y usted?
 -Yo Viola, Viola Sartre. Puedes llamarme por el nombre de pila si lo deseas.

 Pasamos varios minutos conversando, pero llegaba la hora de despedirse y se lo dije. Pero antes de saludar e irme pregunté.

 -¿Por qué ocultas tus ojos?
 -Porque la gente que viera mis ojos, me despreciaría. 

 -¿Debido a...?
 -Un problema que tuve el mismo día en que paré en el mundo por primera vez. 

 -No creo que sea tan grave. 
 -Usted no ha nacido con esto. Buenas tardes.
 -Hasta luego.-le dirigí una sonrisa que no fue correspondida. 

 Extraño misterio el de sus ojos. Pero por eso la hacia ver más atractiva.


_____________________________________________________________________________________________

Espero no estar aburriendoos, con el principio. Haber si me espabilo.. 
un beso F.F.

4 comentarios:

  1. No me aburre en absoluto. Me intriga mucho el comportamiento de Viola y ahora aun más el problema que tiene con sus ojos.

    Espero que sigas pronto :)
    Un besazooo

    ResponderEliminar
  2. Aburrir? naaaah tu me sacas lagrimas, risas, sorpresas, pero nunca me aburre. Eso de los ojos me parece tan misterioso, desde el principio no nos das muchos datos y haces que m pregunte mas y mas y mas...

    besos :)

    ResponderEliminar
  3. ¿Aburrido? ¡Anda y vete a la porra! XDDDD Yo estoy muy intrigada con el problema de los ojos de Viola. Es tan... Dios, ni tengo palabras. Me gusta mucho, con el corazón en la mano. Voy a recomendar a una amiga esta historia, me encanta.
    Y Ángelo, sea el problema que sea quiere a Viola ^^

    ¡¡Un besazo!! :D

    ResponderEliminar
  4. Bueno, antes de nada siento empezar a ponerme al día con esta historia tan tarde... en cuanto pueda a ver si me leo también el resto de capítulos que llevas colgados.
    De momento estos dos primeros me han encantado :) Ese encuentro, ese amor a primera vista, el misterio de los ojos de ella...
    En seguida seguiré leyendo porque esto tiene muy buena pinta ^^
    Un besote!

    ResponderEliminar