Vuelo nocturno.

domingo, 28 de octubre de 2012

Capítulo7

 Los días pasaron, los meses...
 Durante casi todo el día me pasaba vigilando a Viola, que normalmente pasaba en solitario junto a uno de los ventanales del salón, medio oculta por las cortinas. Mirando pasar a las personas y a los caballos, como si anhelara la misma libertad que ellos de vagar por donde sea. Quizás por este motivo, cada minuto se tocaba su antifaz y hacia un gesto de disgusto.
 Sabía que su primo la visitaba a menudo cuando yo me iba a trabajar, en contra de mis deseos. Pero quizás por miedo, no le dije nada a mi esposa. Pero dejé un criado espía tras la puerta del salón en cuanto yo me iba.

 Un día como otro cualquiera, hacia sol, el cielo estaba despejado aunque había algunas nubes estorbando al infinito, sin embargo no llovía aquella tarde de otoño, cuando yo cómodamente sentado en el salón de mi casa y en uno de los sillones estaba Viola acomodada.
 -Hay una cosa que debo comunicarle.-me dijo.
 -Dime.-sonreí.
 -Vas a tener pronto un bebé.-lo dijo tranquilamente como si estuviera comentando el tiempo, o el escaso decoramiento de mi salón.
 -¿Cómo lo sabes?
 -Tengo la barriga un poco hinchada. ¿Usted no se dio cuenta?
 -La verdad es que no.-Las posteriores relaciones sexuales que tuvimos después de la primera vez fueron tan frustrantes que dejamos de hacerlas y dormíamos ahora en cama separadas y en distintos dormitorios.
 Me levanté y alcé a mi esposa del sillón, sonreí feliz de esa nueva. La abracé acariciando su fina espalda, me separé un poco de ella para darle un tierno beso. Pero ella parecía un poco inquieta.
 -¿Qué te ocurre?
 -Tengo miedo.
 -¿Por qué?
 -Mi hijo no quiero que herede nada de mi.
 -¿Te refieres a tus ojos?-la miré los ojos y me di cuenta de que había acertado en el blanco. La besé para tranquilizarla.-Yo te cuidaré, mi amor.-dije cariñosamente. La besé de nuevo.

 El parto de ella fue bastante difícil y complicado.
 La niña nació en el dormitorio que antes Viola y yo compartíamos, nació normal para el alivio de Viola. Tenía un mechón de pelo oscuro lacio y sedoso, unos ojos grandes y azules como los míos.
 Sonreí agarrando a esa criatura tras aquel día del parto mientras que la madre descansaba en la cama. No podía despegar los ojos de aquel bebé, era algo tan bello.
 -¿Cómo quieres que la llamemos?-pregunté sentándome justo a su lado.
 -¿Es perfecta?-preguntó antes con una mirada ansiosa, sin querer todavía tocar a su hija.
 -Más que eso.
 -Se llamará Calista, que en griego es la más hermosa de las niñas.-y al fin tomó a su Calista y posó sus labios sobre su frente.

 Viola.

 Si se pudiera matar cada día a una persona, empezaría por mi padre. Luego más tarde por mi hija y luego por Angelo.
 Los mataría suavemente, sin hacer ruido. Sin dar explicaciones.

Me veía fea y gorda, con los pechos hinchados tras la blusa goteando suavemente la leche que no iba a tomar Calista, con el cuerpo todavía flácido de haber estado desformada durante los nueve meses. Mi cara estaba pálida y me dolía la cabeza.
 Tener un bebé era un asco.
 Pero no iba a tener más, eso lo aseguraría yo. Con la única belleza que tenía, el cuerpo, no lo iba a destruir por un descuido.

 Angelo.

 Veía a Viola depresiva, más histérica y quejica  No tocaba a la niña, y me sentí obligado a contratar a una sirvienta que acababa de tener un bebé para que le diese alimento, vamos lo que suele decirse por nodriza.
 Me daba pena estar sentado y ver como una desconocida daba alimento a nuestra hija, aunque la tratase mejor que la propia madre.
 Me sentía impotente y a la vez culpaba a Viola.
 Sin embargo por amor hacia ella, no le dije nada. Hasta permití que su primo la visitase para que la animara un poco.

 Se me acababa la paciencia... ¿Qué secreto guarda el antifaz que cubre sus ojos?
____________________________________________________________________________________
Espero no estar cansando con estos capítulos, paciencia. El secreto está a punto de descubrirse...

De nuevo os invito a que visitéis:
www.mividaenunalibreta.blogspot.com
http://nevergiveup-hymn.blogspot.com.
http://lahistoriadeunasonrisa-sami.blogspot.com.es/
Un beso :) y gracias por vuestros comentarios. F.F.

3 comentarios:

  1. Qué poco corazón tiene Viola con su hija. Y que frialdad al asegurar que mataría a sus seres queridos y a su marido. Pobre Calista, en buena casa ha parado. Viola está en la depresión postparto y espero que se le pase.
    Está todo muy interesante :) Sigue pronto.

    Un besazo ^^

    ResponderEliminar
  2. Normal que se le acabara la paciencia, pero más normal todavía el que Viola se sintiese así. Aún no sigo confiada en que Viola esté enamorada de Angelo como el primer día, así que eso sería una razón de peso. El que haya tenido una niña preciosa con un hombre al que no amaba.
    Comprendo la situación de Angelo, pero aún más la de Viola. Entiendo su impotencia al asegurar que quería matar a su padre, a su hija y Angelo.

    Me has dejado de piedra o.o XDD

    ¡¡Un besazo!!

    ResponderEliminar
  3. No se que decir frente a esto Funny, siempre sorprendiendo.

    Que no siente nada por su hija? es tan grande su egoismo? de que se queja? de una vida que ella escogio, pero porque? Y Angelo es tan culpable como ella, casarse asi sabiendo que no le querian... tiempos aquellos

    Besos Funny Muchos besos espero leer pronto

    ResponderEliminar